browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Personalidad Psicopática

 

La psicopatía se clasifica como un trastorno diferenciado del trastorno de personalidad antisocial (TPAS), y del trastorno límite de personalidad (TPL).

Se caracteriza por una incapacidad de mantener una relación plena con otras personas. El psicópata considera a los demás como un medio para satisfacer sus necesidades, sólo siente aprecio por sí mismo, es egocéntrico, se cree el centro del mundo y manipula a los demás.

Eysenck (1981,1995) distinguió entre psicopatía primaria y psicopatía secundaria. La psicopatía primaria, se caracteriza por ausencia de sentimientos de culpabilidad, empatía o sensibilidad, y llevaría a los individuos cuyas puntuaciones en la misma sean altas a cometer actos delictivos con más probabilidad, siendo éstos más agresivos. Por otro lado, la psicopatía secundaria (asociación entre extraversión y neuroticismo), en la que el individuo comete actos delictivos pero experimenta culpabilidad por ello.

Patrick (2000) y Blair (2003) establecen una diferenciación entre psicopatía y trastorno antisocial. a pesar de ser considerados como un mismo trastorno, existen factores causales que les diferencian.

El primero de ellos equivaldría a la psicopatía, caracterizada por déficit emocionales y afectivos, y por egoísmo; el segundo, por el contrario, podría ser comparable a la psicopatía secundaria, en la que se presentan alteraciones del comportamiento, concretamente en forma de actos antisociales, sin deterioro a nivel de las emociones.

Entre las características sintomáticas que pueden crear confusión diagnóstica entre el TPAS, la Psicopatía y el TPL, se encuentran los arrebatos explosivos de violencia física y verbal, la capacidad transgresora de los tres trastornos y una extraordinaria habilidad de manipulación. La incapacidad de regulación afectiva de este tipo de pacientes, es la causante de estas conductas. Aquí es donde radica la diferencia con el trastorno psicopático, donde lo afectivo no está presente y los arrebatos de furia y violencia, son breves, sin razón aparente y seguidos por un descenso de la excitación fisiológica tal que no quedan rastros de esta alteración. Mientras que el paciente límite, permanecerá gravemente afectado, debiendo recurrir frecuentemente a medicación de emergencia seguido generalmente de un período de sueño prolongado.

Psicopatía no es sinónimo de criminalidad, pero sí aumenta las probabilidades de transgresión o vulneración de reglas y leyes sociales, debido a sus características de insensibilidad, impulsividad, falta de inhibición comportamental, egocentrismo, irresponsabilidad y falta de culpa o remordimientos.

Autores como Cleckley (1941) y Have (1984) realizaron las siguientes descripciones sobre la psicopatía:

- Para Cleckley el síntoma básico de la psicopatía sería la deficiente respuesta afectiva hacia los demás, no es capaz de experimentar emociones, carece de ellas, aunque en apariencia se exprese de un modo  normal. Es lo que denominó “demencia o afasia semántica”, que implica que los psicópatas son incapaces de entender y expresar el significado de experiencias emocionales, aún cuando puedan comprender el lenguaje (Millon y Davis, 2001).

Siendo muy conocidos los criterios que propuso para definir al psicópata, los cuales aún se siguen aceptando en la actualidad:

- Encanto externo y notable inteligencia.

- Inexistencia de alucinaciones y otras manifestaciones de pensamiento irracional.

- Ausencia de nerviosismo.

- Indigno de confianza.

- Mentiras e insinceridad.

- Falta de sentimientos de culpabilidad y de vergüenza.

- Conducta antisocial, sin aparente remordimiento.

- Razonamiento insuficiente y falta de capacidad para aprender de la experiencia vivida.

- Egocentrismo patológico e incapacidad para amar.

- Gran pobreza de reacciones afectivas.

- Pérdida específica de intuición.

- Irresponsabilidad en las relaciones interpersonales.

- Comportamiento fantástico.

- Amenazas de suicidio raramente cumplidas.

- Vida sexual impersonal, trivial y poco integrada.

- Incapacidad para seguir cualquier plan de vida.

- Por otro lado, Hare (1991) elabora una escala de estimación compuesta por 20 ítems, denominada Psychopathy Checklist Revised (PCL-R) en la que se incluyen dos factores que conforman la psicopatía. Esta escala ha demostrado ser un efectivo instrumento para distinguir individuos psicópatas de aquellos que no lo son (Bolt, Hare et al., 2004):

Factor 1. Personalidad (incluye aquellos ítems que hacen referencia a características interpersonales y afectivas.

- Locuacidad / encanto superficial.

-Grandioso sentimiento de auto valía.

- Mentira patológica.

- Manipulador.

- Falta de remordimiento / culpa.

- Afecto superficial.

- Crueldad / falta de empatía.

- No acepta responsabilidad de sus actos.

Factor 2. Desviación social (incluye aquellos elementos relacionados con problemas de conducta, irresponsabilidad e impulsividad, y con un déficit en la socialización del individuo)

- Necesidad de estimulación.

- Estilo de vida parásito.

- Escaso autocontrol.

- Precocidad en mala conducta.

-  Sin metas realistas.

- Impulsividad.

- Irresponsabilidad.

- Delincuencia juvenil.

- Revocación de la libertad condicional.

Items adicionales que no pertenecen a los factores

- Conducta sexual promiscua.

- Muchas relaciones maritales breves.

- Versatilidad delictiva.

Causas de la psicopatía

En cuanto a la etiología de la psicopatía, es probable que exista una combinación entre predisposición biológica y factores sociales. Parece ser que se trata de un trastorno con una base genética y que el ambiente tiene un papel desencadenante del tipo de vida antisocial que tienen las personas en este trastorno.

Algunos investigadores sostienen la hipótesis neurobiológicas que explicarían gran parte de los signos de este desorden. La naturaleza del psicópata podría deberse a una distribución interhemisférica inusual de los recursos de procesamiento, es decir, el procesamiento de la información en los psicópatas se vería afectado por una alteración en sus hemisferios cerebrales… 

Se sabe que la mente de estos sujetos está afectada por experiencias vividas en su infancia o adolescencia (infancia traumática, abandono, malos tratos, abusos, violaciones, rechazo, etc. Todo esto causa un efecto en la mente del psicópata y es lo que le motiva a vengarse con la sociedad de todo lo que le ocurrió.

Caracterización de los psicópatas

- Psicópatas hipertímicos. Se caracterizan por un estado de ánimo principalmente alegre y una excesiva actividad. Se trata de individuos socialmente agradables, divertidos y desenvueltos. Sin embargo, justifican la frecuente inestabilidad social y desadaptación, mediante la falta de profundidad, la autocrítica y la inconstancia.

- Psicópatas depresivos. Al contrario que los anteriores, tienen un estado de ánimo habitualmente deprimido y una concepción pesimista de la vida. Son individuos preocupados por su salud física, abrumados por sus escrúpulos, se ven amenazados por un futuro incierto y son incapaces de alegrarse por el éxito propio.

- Psicópatas inseguros de sí mismos. Se caracterizan, principalmente por la sensación de inseguridad. Estas personalidades están continuamente pensando en ellas mismas, achacándose la culta de todo fracaso. Viven atormentados por escrúpulos de conciencia y sentimientos de insuficiencia. Sobre el terreno constituido por estas personalidades pueden surgir fenómenos obsesivos, es decir, la presentación de contenidos de la conciencia, que el individuo no puede reprimir, a pesar de juzgarlos como absurdos.

- Psicópatas con afán de notoriedad. Son aquellas personalidades que quieren parecer, ante sí y ante los demás, más de lo que son. Se trata de sujetos falsos, no auténticos, veleidosos, siempre atraídos por lo nuevo e incapaces de establecer una relación afectiva duradera y profunda. Toda la personalidad de estos psicópatas está puesta al servicio de parecer más de lo que se es.

Esta necesidad de estimación puede mostrarse mediante un modo de ser excéntrico: el sujeto realiza las cosas más extrañas con el fin de atraer sobre sí la atención de los demás. Otras posibilidades utilizadas por el sujeto para ganar notoriedad son la auto alabanza, la fanfarronería o la pura invención.

- Psicópatas fanáticos. Se trata de personalidades marcadamente activas y expansivas. Se caracterizan por la existencia de ideas sobre valoradas, de índole personal o bien referentes a la concepción del mundo. Sobre estas personalidades fanáticas pueden surgir verdaderos desarrollo paranoicos.

- Psicópatas explosivos. Son aquellas personas que, ante el motivo más insignificante, montan en cólera y pierden el autocontrol. Cualquier palabra les ofende, determinando inmediatamente una respuesta insultante o agresiva. Fuera de estas reacciones, tales individuos son casi siempre tranquilos y dóciles. Frecuentemente, muestran una gran sensibilidad al alcohol, desencadenándose con facilidad reacciones explosivas y violentas.

- Psicópatas de estado de ánimo lábil. Son personalidades en las que de un modo insospechado aparecen oscilaciones del humor o estado de ánimo: se trata de una tendencia periódica a presentar reacciones depresivas frecuentes, intentas e inmotivadas, de carácter irritable. Siendo llamativo el cambio de comportamiento experimentado por el sujeto en determinados días, en los que reacciona desproporcionadamente frente a estímulos banales, mientras que en otras ocasiones el sujeto tolera grandes estímulos sin apenas reacción. Ante tales cambios de humor pueden brotar acciones impulsivas, principalmente fugas, ingestión desmesurada de bebidas alcohólicas y dilapidación.

- Psicópatas abúlicos. Son sujetos muy sugestionables que se entregan, sin resistencia alguna, siendo fáciles de seducir por otros sujetos y por las situaciones ambientales. Aunque son accesibles a las buenas influencias, estas disposición es pasajera; dominan en este grupo la inconstancia y la inestabilidad.

- Psicópatas asténicos. Se trata de individuos que por motivos caracteriológicos fracasan corporalmente, quejándose de rápida fatiga, insomnio, dolores de cabeza, agotamiento, trastornos cardiacos, etc., (neurastenia). Se trata de individuos en continua auto observación de sus funciones corporales, que con el tiempo terminan funcionalmente perturbadas (astenia).

- Psicópatas desalmados. Caracterizados por un embotamiento afectivo. Son individuos que carecen de sentimientos de compasión, vergüenza, arrepentimiento y conciencia moral. Conocen las normas morales perfectamente, pero no subordinan a ellas su conducta. Se manifiesta tempranamente la frialdad de sentimientos, siendo frecuentes en la infancia, la inadaptabilidad escolar, el precoz despertar de la sexualidad, e incluso la comisión de delitos, ya sea de forma solitaria o en grupos junto a otros grupos asociales.

Tienen extraordinaria importancia social estos psicópatas por su acentuada peligrosidad, dando lugar a todo tipo de delitos, desde crímenes brutales hasta atentados contra la propiedad.

Share